Sunat: digitalización de facturas facilitará acceso al factoring

Los comprobantes de pago electrónicos (CPE) reemplazarán de manera definitiva a las facturas, boletas de venta y demás comprobantes físicos. Generando ahorros para las mypes,

Desde el 1 de junio los comprobantes de pago electrónicos (CPE) reemplazarán de manera definitiva a las facturas, boletas de venta y demás comprobantes físicos. Esto generará ahorros para las mypes, quienes tendrán una forma más sencilla de acceder al financiamiento de facturas. 

Sunat informó recientemente que, a partir de junio del 2022, los Comprobantes de Pago Electrónicos (CPE) reemplazarán de manera definitiva a las facturas, boletas de venta y demás comprobantes físicos. Eso significa que la totalidad de empresas del país serán emisoras de documentos electrónicos. Los negocios que no cumplan con esta medida podrían caer en una infracción, la cual puede ser multada con el 50% de 1 UIT (S/ 2300). 

El proceso de migración se inició en el 2014 y fue desarrollándose por varias etapas hasta culminar con la incorporación del último grupo pendiente: micro y pequeñas empresas (mypes) que en el 2019 tuvieron ingresos anuales menores a los S/ 96 600 (23 UIT). Este grupo está compuesto por aproximadamente 400 mil empresas dedicadas al comercio al por mayor o menor (34%), servicios (25%), manufacturas (11%), entre otras.  

Karen Hernández, gestora de orientación de la Sunat, detalló que en estos ocho años el viaje fue largo y uno de las barreras iniciales fue el miedo de varias empresas, que se rehusaban al cambio, por lo que se tuvo que ir de a pocos, por etapas. Se empezó el camino con los recibos por honorarios electrónicos, luego fueron las notas de crédito y después las boletas, guías de remisión, liquidación de compra hasta llegar, finalmente, a las facturas.  

“La pandemia sin duda ha sido una coyuntura que ha impulsado el cambio. Las personas [vendedores y consumidores] pedían evitar el contacto y el solo hecho de entregar algo físico implicaba contacto. Entonces solicitaban un correo electrónico para enviar los documentos. Por eso las empresas se pusieron la camiseta de la Sunat: querían el comprobante electrónico. Eso ayudó al proceso de masificación”, afirmó.   

Al decidirse por digitalizar sus documentos, añadió, las empresas han descubierto que esto les permite optimizar la gestión interna del negocio, facilita la contabilidad y mejora la planificación, al posibilitar la analítica de datos de venta. Además, la facturación electrónica economiza recursos en impresión, el envío de facturas a los clientes (contratar un delivery) y la generación de un archivo físico, el cual también brinda seguridad, al impedir la manipulación y pérdida de documentos.   

Una de las ventajas a desatacar, señaló Hernández, es que permite acceder a una nueva fuente de financiamiento a través del uso de la factura negociable electrónica o factoring. “Con el documento digital se puede hacer la venta al crédito por Cavali de la factura, por dos o tres meses. La compensación de liquidez es de forma inmediata. La mype no tiene que esperar a que le paguen [cobra quien ofrece el factoring], porque recibe efectivo al acceder a esta forma de financiamiento”, comentó.  

Las mypes, explicó, tienen en la actualidad todas las facilidades para acceder a estos mecanismos que permiten la reducción de costos y errores. Para las medianas empresas existe, si lo requieren, un software facturador creado por Sunat, para facilitar su manejo. Para las microempresas Sunat a puesto a disposición, hasta fin de año, unas aplicaciones gratuitas de emisión electrónica, tanto en su portal institucional: https://cpe.sunat.gob.pe/, como en aplicaciones móviles.  

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS