“Se requiere desarrollar una ciberdefensa fuerte, resiliente y disuasiva” – Comandante General Carlos Chávez, Fuerza Aérea del Perú | Especial Rgto. de la Ley de Ciberdefensa: Los siguientes pasos

Chávez Cateriano consideró que este reglamento proporciona un marco legal claro y específico que guía las acciones y operaciones en el ámbito de la ciberdefensa, otorgando legitimidad y respaldo legal a las actividades en la materia que ya viene llevando a cabo la Fuerza Aérea del Perú.
Especial Reglamento de la Ley de Ciberdefensa - Carlos Chávez eBIZ Noticias

Carlos Enrique Chávez Cateriano empezó su carrera en la Fuerza Aérea del Perú como piloto de los aviones A-37B, Mirage 5P y Mirage 2000. Luego de continuar con su carrera en Piura, Chiclayo, Lima y su natal Arequipa, incluyendo una participación en el conflicto del Cenepa y distintos programas de especialización, llegó a ser promovido en el 2009 a comandante del Grupo Aéreo N°4, y en el 2011 es nombrado al Estado Mayor General. Para el 2021 ejerció las funciones de Inspector General y ese mismo año pasó a ser jefe del Estado Mayor General. En noviembre de 2023 fue nombrado Comandante General de la Fuerza Aérea del Perú, recibiendo el grado honorífico de General del Aire.

¿Qué significa para la Fuerza Aérea que este Reglamento de la Ley de Ciberdefensa ya esté listo y publicado? ¿Qué benéficos y desafíos conlleva?

Para la Fuerza Aérea, la disponibilidad y publicación del Reglamento de la Ley de Ciberdefensa representa un hito significativo en el fortalecimiento de su capacidad para enfrentar amenazas cibernéticas. Asimismo, este reglamento proporciona un marco legal claro y específico que guía las acciones y operaciones en el ámbito de la ciberdefensa, otorgando legitimidad y respaldo legal a las actividades llevadas a cabo por la Fuerza Aérea del Perú, como componente de ciberdefensa en este campo.

Entre los beneficios que conlleva la disponibilidad de este reglamento se encuentran:

  • Claridad y coherencia legal: El reglamento establece los procedimientos, responsabilidades y protocolos a seguir en caso de incidentes cibernéticos, lo que proporciona claridad sobre las acciones que la Fuerza Aérea como puede emprender legalmente para proteger sus activos y mantener la seguridad cibernética.
  • Mejora de la capacidad de respuesta: Al tener un marco legal claro, la Fuerza Aérea puede actuar con mayor rapidez y eficacia en respuesta a amenazas cibernéticas, minimizando el tiempo de reacción y mitigando los posibles daños.
  • Fortalecimiento de la ciberseguridad: El reglamento facilita la implementación de medidas preventivas y correctivas para proteger los sistemas de información críticos de la Fuerza Aérea, lo que contribuye a fortalecer su postura de ciberseguridad y garantizar la integridad y disponibilidad de sus recursos digitales.
Banner-campaña-isométrico-2a
Banner-campaña-isométrico-2b
Banner-campaña-isométrico-c
Banner-campaña-isométrico-d

Sin embargo, la implementación de este reglamento también conlleva ciertos desafíos, como:

  • Capacitación y recursos: Es fundamental que la Fuerza Aérea cuente con personal capacitado y recursos adecuados para implementar eficazmente las disposiciones del reglamento. Esto puede requerir inversiones significativas en formación y tecnología.
  • Adaptación a la evolución de las amenazas: El entorno cibernético está en constante evolución, con nuevas amenazas y vulnerabilidades que surgen con frecuencia. La Fuerza Aérea debe mantenerse al día con estas amenazas y ajustar continuamente sus estrategias y prácticas en función de los cambios en el panorama de ciberseguridad.
  • Coordinación con otras entidades: Dada la naturaleza interconectada de las infraestructuras cibernéticas, la Fuerza Aérea debe coordinarse estrechamente con otras entidades gubernamentales, organismos de seguridad y sectores privados para garantizar una respuesta efectiva y coordinada ante amenazas cibernéticas.

En resumen, la publicación del Reglamento de la Ley de Ciberdefensa proporciona a la Fuerza Aérea un marco legal sólido para enfrentar las amenazas cibernéticas, pero también plantea desafíos que deben abordarse para garantizar una ciberdefensa efectiva y adaptativa.

¿Qué obligaciones les impone y cómo esperan manejarlas?

Las obligaciones que nos impone el Reglamento de la Ley de Ciberdefensa a la Fuerza Aérea del Perú como Componente de Ciberdefensa, se encuentran relacionadas a la protección de los Activos Críticos Nacionales (ACN) y Recursos Claves (RC) asignados en y mediante el ciberespacio, cuando la capacidad de protección por parte de sus operadores, del sector responsable y/o de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) sea sobrepasada. Para ello, es necesario y mandatorio establecer acciones de coordinación permanentes con el operador del ACN a fin de lograr una asistencia rápida y una efectiva mitigación de los riesgos asociados a la explotación de posibles vulnerabilidades encontradas en alguno de ellos.

«(L)a publicación del Reglamento de la Ley de Ciberdefensa proporciona a la Fuerza Aérea un marco legal sólido para enfrentar las amenazas cibernéticas, pero también plantea desafíos que deben abordarse para garantizar una ciberdefensa efectiva y adaptativa».

¿Cómo impactará al diseño de estrategias militares?

Es importante mencionar que el ciberespacio se considera un nuevo dominio de la guerra y su aporte es transversal a los otros dominios tradicionales (tierra, mar y aire). En tal sentido, debemos tener presente que las operaciones en este nuevo dominio sean parte de las modernas estrategias militares.

¿Cómo ha cambiado la tecnología el desarrollo de los conflictos y las labores de ustedes en defensa?

Somos conscientes hoy en día sobre la gran dependencia del uso de las tecnologías de la información y comunicaciones en el desarrollo de nuestras actividades diarias, gracias a las ventajas que ofrece su empleo. Asimismo, es importante mencionar que su mal uso nos expone a una amplia gama de amenazas, al igual que en el mundo físico.

Adicionalmente, debido a la naturaleza interconectada y ubicua del ciberespacio, así como al aprovechamiento de la problemática respecto al origen y la atribución de los ciberataques sumadas al acceso y desarrollo de armas cibernéticas de bajo coste en comparación a las grandes inversiones en tecnologías en los otros dominios se podrían generar efectos desproporcionados contra un Estado Nación dependiente de las TICs, tal como lo sufrió Estonia en el año 2007.

En tal sentido, se puede apreciar una especie de anarquía en el ciberespacio, siendo indispensable el desarrollo de tópicos como ciberdiplomacia y acciones de cooperación en el ciberespacio como complementos a la implementación de soluciones técnicas (ciberseguridad) con el objetivo de generar algún tipo de disuasión sobre los agentes de amenazas que aprovechan estas debilidades.

«Actualmente nos encontramos desarrollando capacidades orientadas a la ejecución de operaciones en el ciberespacio (…) Por tanto, la Fuerza Aérea requiere desarrollar una ciberdefensa fuerte, resiliente y disuasiva que le permita prevenir, detectar y recuperase de algún tipo de ciberataque de forma rápida».

¿En ciberdefensa qué se ha hecho hasta ahora y que cambiaría?

Con el Decreto Supremo N° 008, del 07-11-23, se aprueba el reglamento de la Ley de la Fuerza Aérea del Perú, creándose formalmente el Centro de Operaciones Ciberespaciales (COPCE), como unidad dependiente de Comando Espacial y Ciberespacial (COMEC).  El COPCE, tiene como misión “realizar las operaciones de defensa, explotación y respuesta en el ciberespacio, a fin de asegurar su empleo por las fuerzas propias”. Esta nueva unidad es la dependencia especializada en el desarrollo de capacidades de ciberdefensa en la FAP y conforma el Componente de Ciberdefensa del Comando Conjunto de las FFAA.

¿Estamos preparados para una ciberguerra – es decir una expansión del conflicto israelí y ruso al continente americano? ¿Qué nos faltaría para resistir?

Actualmente nos encontramos desarrollando capacidades orientadas a la ejecución de operaciones en el ciberespacio (defensa, explotación y respuesta), la cual involucra procesos, tecnologías y formación de capital humano. Cabe indicar, que este es un proceso constante y demandante dada la rapidez y complejidad de la naturaleza de las ciberamenazas a las cuales nos enfrentamos a nivel global.

Es importante mencionar, que éstas son cada vez más frecuentes, complejas, destructivas y coercitivas. Por tanto, la Fuerza Aérea requiere desarrollar una ciberdefensa fuerte, resiliente y disuasiva que le permita prevenir, detectar y recuperase de algún tipo de ciberataque de forma rápida. Es por ello que necesitamos estar preparados para defender nuestras redes y operaciones contra la creciente sofisticación de las amenazas y ciberataques a nivel mundial.

Conoce las opiniones de diversos especialistas sobre el tema haciendo clic en los siguientes botones:

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

“En 180 días hábiles la Secretaría debe emitir los protocolos” – Alain Dongo, exsecretario de Gobierno y Transformación Digital | Especial Rgto. de la Ley de Ciberdefensa: Los siguientes pasos

Desde la Secretaría de Gobierno y Transformación Digital (SGTD) aseguran que, a la fecha, más de 640 entidades públicas hayan designado su Oficial de Seguridad y Confianza Digital (OSCD), lo cual ayuda a contar con una red de confianza digital para intercambiar datos e información sobre incidentes de seguridad digital en el Estado.

“Actualmente buscamos la resiliencia cibernética” – Marina de Guerra del Perú | Especial Rgto. de la Ley de Ciberdefensa: Los siguientes pasos

Consideran que la tecnología los obliga a un proceso de evolución constante para atender los desafíos que genera a la seguridad nacional. Es necesario adquirir nuevos conocimientos, incluyendo el uso y aplicación de la inteligencia artificial (IA), tanto en operaciones de ataque como de defensa, para estar preparados ante eventuales conflictos armados híbridos.