“El factoring debe convertirse en el primer aliado de la mype” – Ricardo Gallo Pizarro, Apefac

Las empresas del sector esperan que, como industria, alcancen los S/ 48 mil millones en operaciones. En el 2023, el volumen registrado en facturas negociables superó los S/ 37 mil millones, 25% más que el año previo.
ri

El financiamiento de facturas negociadas a través de terceros, factoring, se ha convertido en un modo importante para obtener liquidez en el país, sobre todo para las mypes. En el 2023, benefició a 20 864 empresas y mantiene un dinamismo intenso, con miras a seguir elevando el volumen de dinero financiado. 

Según Cavali, institución de compensación y liquidación de valores del mercado peruano, ahora filial de nuam exchange, el mercado de facturas negociables tuvo en 2023 un crecimiento anual de 25%, alcanzando un volumen en facturas negociables de S/ 37 979 millones, equivalente al 3,8% del PBI.  

En su sistema, Cavali tiene 159 entidades de financiamiento registradas para brindar factoring, quienes esperan llegar a los S/ 48 mil millones en operaciones este 2024, es decir un crecimiento de casi 30%, un poco más de lo reportado el año pasado si se mantienen las condiciones actuales o mejoran en la segunda mitad del año.  

Las principales empresas que negocian facturas están agrupadas en la Asociación Peruana de Factoring (Apefac). Ricardo Gallo Pizarro, gerente general de Inandes Factor Capital S.A.C. y presidente del consejo directivo de Apefac, en esta entrevista nos brinda su perspectiva sobre el devenir del mercado y los retos que afrontan.

Banner-campaña-isométrico-2a
Banner-campaña-isométrico-2b
Banner-campaña-isométrico-c
Banner-campaña-isométrico-d

¿Cómo está caminando el mercado en lo que va del año, en termino de valores colocados y dinamismo de la demanda?

El mercado sigue creciendo y mostrando un dinamismo interesante. Obviamente las empresas están sujetas a los vaivenes de la economía y el desarrollo de nuestros acontecimientos, pero no podemos ser mezquinos y no reconocer que es una excelente oportunidad para apostar por el Perú.

Las oportunidades que se abren por las inversiones en infraestructura son muy interesantes, así como la perspectiva de las inversiones conexas necesarias para desarrollar todo el potencial, hace que muchas empresas sigan invirtiendo.

Respecto específicamente a la industria de factoring en los primeros cinco meses del año, las operaciones en términos de monto ya alcanzaban un 48% de lo que se logró en el 2023 y en relación al número de documentos ya estamos en un 50% aproximadamente. Esto lleva a estimar un crecimiento conservador entre 10 a 15% en monto de operaciones y mayor al 20% por el número de documentos negociados.  

En términos de oferta, ¿hubo entrada o salida de empresas de factoring en el periodo?

Creo que ha habido un incremento en el número de instituciones participantes. Se han creado nuevos fondos de inversión relacionados con factoring así como han ingresado nuevas empresas al mercado. Es un mercado muy dinámico donde existe una gran colaboración en compartir algo de la información que se genera, pero también una gran competencia por ser más competitivos en cuanto a la tasa de interés, tiempo de atención y tecnología relacionado con el sector.

«(L)a industria de factoring en los primeros cinco meses del año, las operaciones en términos de monto ya alcanzaban un 48% de lo que se logró en el 2023».

¿Qué dificultades encuentran en el contexto económico actual para el avance del sector?

En general en todo el sistema financiero, la reducción en la calificación crediticia de Perú no es buena noticia porque encarece el crédito al ofrecer a los inversionistas la oportunidad de subir la tasa de rendimiento que requieren. El ruido político también afecta cuando lleva a que se adecuen leyes que no facilitan el clima de negocios. Pero, a pesar de todo, hay mucho por desarrollar y hay oportunidades y, sobre todo, ganas de hacer las cosas.

Aprovecho desde esta tribuna en saludar el esfuerzo del Banco de La Nación para incorporar a las entidades del estado peruano en el ecosistema del factoring, lo que permitiría al sector avanzar de manera exponencial. Podríamos, inclusive, duplicar nuestros volúmenes en corto plazo si lográsemos facilitar el acceso del Estado al sistema.

Leímos en la prensa que se denunció un uso irregular del distintivo factoring para atraer inversiones, ¿podría darnos más detalles al respecto?

Hubo en este caso una mala interpretación de unas declaraciones que se hicieron al respecto. Apefac como asociación emitió un comunicado aclarando ciertos temas. Simplemente se trató de llamar la atención en el sentido que existen muchas maneras de invertir en factoring y que no podíamos convertir una situación particular y calificar con ello a toda la industria.

Hoy en día el factoring es una palabra muy potente, que para muchas empresas representa una oportunidad de inclusión financiera y para los inversionistas una oportunidad. Pero siempre hay que hacer la tarea de investigar previamente y analizar si el modelo de inversión que proponen es el adecuado para mi percepción del riesgo.

«El factoring debe convertirse en el primer aliado de la mype. Si todo marcha bien, podremos celebrar el próximo 2025, los 10 años del factoring, con normativas y tecnologías de clase mundial».

¿Qué se espera para el cierre de este 2024, tanto desde el mercado y las mypes como desde las autoridades?  

Optimismo. Esperamos poder avanzar con la inclusión del Estado en la industria como pagador y dar la oportunidad a las empresas proveedoras del estado peruano para que obtengan financiamiento. Como industria estimamos que deberíamos alcanzar los S/ 48 mil millones en operaciones, y que podamos juntos proponer los cambios para fortalecer la industria y participar en la auto regulación de esta.

En este sentido, estamos trabajando de la mano con el Banco Mundial, el IFC (Corporación Financiera Internacional), el MEF (Ministerio de Economía y Finanzas), y otras instituciones en un diagnóstico y propuestas de cambios positivos que redundará en una mejora de la industria.

El factoring debe convertirse en el primer aliado de la mype. Si todo marcha bien, podremos celebrar el próximo 2025, los 10 años del factoring, con normativas y tecnologías de clase mundial y ser referente ante el mundo de cómo una industria, con el esfuerzo privado y las leyes adecuadas, sirve para el desarrollo y la verdadera inclusión financiera.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

La circularidad de las ideas

La economía circular es mucho más de lo que entendemos por circularidad. Pamela Antonioli nos habla sobre el reto de extender la vida útil de las cosas.