Confianza en el ejercicio de ciudadanía en el entorno digital

Nota-Marushka


Columnista invitada: Marushka Chocobar, secretaria de Gobierno Digital de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM)


Según recientes publicaciones del Foro Económico Mundial, las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial vienen generando cambios disruptivos y profundos en las economías, en las sociedades y en nuestras vidas1.

Estos cambios se han visto acelerados por la pandemia y hoy constituyen uno de los principales motores para dar continuidad a las operaciones, a las actividades diarias de las familias y a la reactivación económica.

En el Perú hemos fortalecido la gobernanza digital para impulsar de manera decidida el proceso nacional de transformación digital contemplando como eje central la seguridad y confianza digital en favor de las personas y con un claro enfoque en el rol de todos los actores del ecosistema digital del país.

Es así como en setiembre de este año se publicó el Reglamento del Sistema Nacional de Transformación Digital que organiza y define las acciones y roles de las entidades públicas, del sector privado, de la sociedad civil, la academia y la ciudadanía para fortalecer la confianza digital y garantizar el aprovechamiento de las tecnologías digitales y los datos en favor del crecimiento nacional, regional y local.

En virtud de la articulación de dichos roles y con el apoyo del sector privado, se ha venido implementando la plataforma Facilita Perú enfocada en digitalizar los principales trámites de las municipalidades con la opción de pagos con billetera digital logrando la digitalización de más de 1000 tipos distintos de trámites y la participación de más de 600 municipalidades a nivel nacional. Asimismo, se está impulsando la implementación de la Plataforma Nacional de Gobierno Digital que permitirá acelerar el intercambio y la integración de datos en el Estado y el fortalecimiento del Centro Nacional de Seguridad Digital que a la fecha ha emitido cerca de 600 alertas integradas de seguridad digital para prevenir de los riesgos digitales a la ciudadanía, las empresas y las entidades públicas.

Dados estos esfuerzos, el Banco Mundial publicó el Índice de Gobierno y Tecnología ubicando al Perú en el Grupo A junto a los países con mayor impulso y avances en la transformación digital.

Garantizar la confianza en el entorno digital requiere una visión permanente de los beneficios del mundo digital y sus riesgos. Es así que recientemente se publicó la Política General de Gobierno2 cuyo eje 8 establece el impulso al gobierno y la transformación digital con equidad a fin de garantizar el acceso inclusivo, seguro y de calidad al entorno digital en todas las regiones del Perú, respetando y considerando las condiciones de vulnerabilidad y diversidad cultural a nivel nacional incluyendo las lenguas originarias. Todo ello en alianza con los actores del ecosistema digital.

Este compromiso se sustenta en las grandes oportunidades que hoy brinda el avance digital para el desarrollo social y económico de las personas y reconoce los retos que implican la diversidad cultural, las condiciones de vulnerabilidad y el conocimiento sobre los beneficios y riesgos del mundo digital entre otros aspectos fundamentales para garantizar la confianza de las personas en sus interacciones digitales.

En este contexto, el trabajo articulado con el sector privado se convierte en un factor clave cuando el objetivo es impulsar la confianza en el ejercicio de ciudadanía digital principalmente en una realidad mundial donde la transformación digital viene promoviendo la reactivación de la economía y el avance de los países sobre la base del comercio electrónico, el ecosistema de pagos digitales, el gobierno digital y los beneficios de la economía digital.

Según la Cámara Peruana de Comercio Electrónico3, durante el 2020, se realizaron operaciones por más de US$ 6000 millones de dólares y según reportes de la Asociación de Bancos del Perú, la alianza entre el Estado, las principales billeteras digitales y las municipalidades provinciales y distritales a nivel nacional, ha impulsado el ecosistema de pagos digitales en más de 200 mercados de abasto y más de 6000 pequeños comercios generando un movimiento de más de 30 millones de soles.

Todo ello, sin duda, representa una reactivación importante de la economía familiar y, al mismo tiempo, se constituye en un permanente desafío para los actores del ecosistema digital del país respecto a la seguridad de las interacciones digitales para la ciudadanía.

En esta nueva realidad, impulsar las competencias digitales y el conocimiento de los riesgos en el mundo digital resulta indispensable y se convierte en un pilar para la construcción de un país donde la tecnología pueda ponerse al servicio de las personas.

Es así, que la Plataforma Nacional del Talento Digital une los esfuerzos de las principales empresas de tecnología, universidades, la sociedad civil y el Estado para fortalecer el talento digital impulsando contenidos que permitan el ejercicio de una ciudadanía digital segura a nivel nacional.

Bajo este compromiso y como parte del Centro Nacional de Seguridad Digital y la Estrategia Nacional de Seguridad y Confianza Digital prepublicada recientemente4, se ha puesto a disposición de la ciudadanía un Centro de Conocimiento Digital con contenido especializado en seguridad digital, gobierno digital, regulación digital para difundir los beneficios del entorno digital y la prevención de los riesgos digitales, el cuidado con la privacidad de los datos personales y la protección contra el ciberdelito entre otros. A la fecha, más de 37 000 personas a nivel nacional vienen participando en el uso y difusión de estos contenidos incluyendo expertos en ciberdefensa, en prevención del ciberdelito, servidores públicos, pequeños y medianos negocios, emprendedores, empresas y ciudadanía en general.

Los riesgos en el mundo digital están cada vez más presentes en nuestras actividades diarias. Según expertos en materia de seguridad digital, el Perú recibió más de 2 billones de intentos de ciberataques durante el 20205. Estos riesgos se agudizan si consideramos que, según indica la publicación del Estado Mundial de la Infancia6 de UNICEF uno de cada tres usuarios en Internet es un niño o una niña.

En razón a ello, en este proceso de protección contra los riesgos digitales, la innovación ciudadana se presenta como una gran oportunidad porque la ciudadanía es la protagonista en la resolución de desafíos nacionales, regionales y locales con enfoque en transformación digital. Ello garantiza que toda iniciativa digital considere, desde el diseño, los principios del Marco de Confianza Digital del país aprobado mediante Decreto de Urgencia N°007-2020 y que llevados a la práctica viabilizan, mediante la innovación ciudadana, el diseño de plataformas y servicios digitales seguros junto con la ciudadanía.

Es así que recientemente el Laboratorio de Gobierno y Transformación Digital ha sido reconocido e incorporado en la Red Iberoamericana de Laboratorios de Innovación Pública por impulsar la innovación ciudadana en el país gracias a la creación de la Red Nacional de Innovadores Digitales que cuenta a la fecha con más de 3000 participantes de todo el Perú y que vienen fortaleciendo las estrategias de sensibilización respecto a la importancia de la generación de confianza en todas las interacciones digitales de la ciudadanía y de las empresas.

En esta misma línea, recientemente se inauguró el Centro Nacional de Cooperación en Gobierno y Transformación Digital con la Cooperación Coreana que tendrá como principal objetivo acelerar el aprovechamiento de las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial, el fortalecimiento del Centro Nacional de Seguridad Digital y el uso ético de las tecnologías emergentes en beneficio del desarrollo del país, con énfasis en las poblaciones vulnerables.

Finalmente, el Perú forma parte del grupo de países que, en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo, la Red Americana de Cooperación en Salud Electrónica de América Latina y el Caribe y la Red de Gobierno Digital para Latinoamérica y El Caribe, viene impulsando la estandarización del Certificado de Vacunación Digital (LAC Pass)8 utilizando los lineamientos y estándares de interoperabilidad que la OMS recomienda que permitirá la movilidad segura con un carnet de vacunación reconocido internacionalmente.

Este proyecto constituye uno de los principales factores de reactivación económica nacional e internacional y un permanente reto para garantizar la protección de los datos y la protección de los riesgos digitales en la etapa postpandemia.

El ejercicio de los deberes y derechos de la ciudadanía en el entorno digital necesita la generación de confianza. Confianza en el uso y aprovechamiento de las tecnologías digitales, en el cumplimiento de las expectativas, en la protección de los datos, en la protección de la privacidad y en las oportunidades de desarrollo que representa el mundo digital. Garantizar esta confianza es un desafío que debemos abordar como una sociedad donde el desarrollo digital de las familias en todas las regiones del Perú es una prioridad.


1 Conclusiones CADE Ejecutivo 2020 y 2021

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

El Abuelo del Rap

Darle voz a un público que sentía que no estaba siendo representada en los medios de su época, es para muchos el secreto del éxito del Abuelo del Rap.