Perú necesita multiplicar por cuatro infraestructura de redes móviles para el 2030

BANNER-TORRES

Sebastián Cabello, CEO de la consultora SmC+ Digital Public Affairs y ex jefe de la asociación GSMA, comentó que para lograr la citada meta de estaciones base de telefonía móvil se necesita reducir las barreras burocráticas y apostar por la compartición de infraestructura.  


Perú tiene alrededor de 15 mil sitios en donde ubica las estaciones base y las torres con antenas que permiten la conectividad móvil. Para el 2030, dado el incremento de tráfico previsto, se necesita multiplicar por cuatro esa base instalada y montar al menos unos 40 mil sitios nuevos. Ello conllevaría una inversión cercana a los US$2.000 millones solo en infraestructura en nuestro país.  

Así lo estimó Sebastián Cabello, CEO de la consultora SmC+ Digital Public Affairs y ex jefe de la asociación GSMA (2010-2018), quien participó del estudio “Nuevas dinámicas de la gestión de infraestructura de telecomunicaciones en América Latina”, un reporte comisionado por American Tower Corporation. 

El estudio concluyó que la inversión estimada en base al despliegue de infraestructura nueva hasta el 2030 asciende a USD 17 mil millones en la región. Esto equivale a un 3% de los ingresos anuales de los operadores regionales e implicará un despliegue de más de 550 mil sitios en toda América Latina.

Se estableció, a marzo del 2021, que la cantidad de sitios nuevos esperados para cada mercado es de: 55 mil en Argentina, es decir el triple de la base actual; 240 mil para Brasil (multiplicarlo por 3,7); 141 mil para México y 56 mil para Chile. Perú debería estar en 59 mil, es decir 3,9 veces lo reportado como instalado este año.  

Hacia fines de 2020 en América Latina se contabilizaban más de 195 mil torres o sitios, de los cuales un 57% correspondían a empresas de infraestructura independientes (torreras), quienes alquilan sus celdas a los operadores móviles. Dichas empresas tendrán más del 67% de la participación de los sitios regionales para el 2030, aumentando el nivel de compartición más de 16 puntos porcentuales, estableció el informe. 

“Una de las grandes conclusiones del estudio es esa: la compartición de infraestructura crecerá”, afirmó Sebastián Cabello. En la actualidad, explicó, más del 50% de las torres en Perú pertenecen a las torreras y ellas tienen por vocación la compartición de infraestructura para rentabilizar su inversión. Ellas alquilan celdas en sus torres a los diferentes operadores. Mientras tengan mayor participación de mercado tendrán más oportunidad de compartir redes, lo cual permite un uso más eficiente de la infraestructura y eso beneficia a los operadores, que reducen sus gastos fijos, añadió.  

La tendencia actual entre los operadores de la región es deshacerse de activos como las torres y eso ha sido evidente en los últimos tres años en el Perú, donde dos operadores (Telefónica y Entel) han vendido gran cantidad de sus torres. Cabello comentó que en la actualidad hay cinco operadores dueños de esta infraestructura y unas 12 torreras que alquilan sus celdas.  

De mantenerse la tendencia, y si América Móvil también vende sus torres, el crecimiento de infraestructura compartida pasara de 34% a 50% por parte de las torreras para el 2030. “La participación en el monto de la inversión irá evolucionando junto a su participación de mercado, de modo que los primeros años se encontrará por debajo del 60% para llegar a un 67% en 2030”, precisó.

Ahora se debe trabajar en poner los medios para concretar el montado de todas esas nuevas estaciones base que se necesitan para atender la demanda creciente, añadió. “Las barreras que más pesan son las administrativas. Perú ha avanzado mucho con el silencio administrativo positivo y la aprobación automática. Pero se sabe que muchos municipios no cumplen y están de acuerdo con la aprobación automática. Ese es un gran reto por superar”, comentó. 

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS