El 75% de los jóvenes y adolescentes del mundo usa internet

UIT presentó indicadores globales, donde aún hay 2700 millones de personas, un tercio de la población mundial, que siguen sin conectarse a Internet.
Grafica-nota-b-2-12-1536x878

UIT presentó indicadores globales sobre el alza en conectividad registrada en el presente año. Sin embargo, remarcaron que aún hay 2700 millones de personas, un tercio de la población mundial, que siguen sin conectarse a Internet.

Según la última medición realizada por la UIT (Unión Internacional de Telecomunicaciones), aproximadamente 5300 millones de personas de los 8000 millones del planeta utilizaron Internet en el presente año, lo cual equivale al 66 % de la población mundial. Eso quiere decir que faltan por conectar 2700 millones de personas.

El porcentaje de penetración se eleva al 75% cuando observamos solo al grupo comprendido entre los 15 y 25 años. Esta cifra es superior al 72% presentado en 2021 y demuestra que el ritmo ascendente no se detiene.

De acuerdo a la UIT, las suscripciones al internet de banda ancha móvil continúan creciendo rápidamente y se están acercando a las tasas de uso de telefonía móvil. Las suscripciones de banda ancha fija también continúan creciendo de manera constante, pero la falta de habilidades digitales en los posibles consumidores sigue siendo un obstáculo que impide reconocer los beneficios de estar en línea.

La propiedad de teléfonos móviles también avanza, informaron, llegando a cubrir las tres cuartas partes (3/4) de la población mundial de 10 años o más en 2022. Sin embargo, la propiedad de teléfonos móviles sigue siendo mayor que el uso de Internet, especialmente en los países de bajos ingresos, en donde es costoso contratar servicios de banda ancha.

El informe estableció que el acceso universal a internet (más del 95%) ya se ha alcanzado entre los jóvenes de 15 a 24 años que viven en economías de ingresos altos y medianos altos. En países con economías de bajos ingresos solo un 39% de jóvenes usan Internet, cifra superior a la media de su país (23%) pero bastante lejana al promedio global (66%).

El precio medio mundial de los servicios de banda ancha móvil ha bajado, pero no lo suficiente para reducir la brecha existente, concluyeron. Hay un progreso, porque el costo se redujo del 1,9% al 1,5% del ingreso nacional bruto (INB) promedio per cápita. Pero en países con mayor nivel de pobreza el costo de los servicios de banda ancha fijos o móviles sigue siendo muy alto: un plan básico cuesta el 9% del ingreso promedio.

La actual situación económica mundial podría aumentar el desafío de extender el alcance de Internet en áreas de bajos ingresos, advirtieron. “Necesitamos que la asequibilidad de Internet avance en la dirección correcta incluso a medida que la recesión mundial afecta más profundamente las perspectivas económicas de muchos países», recalcó el secretario general de la UIT, Houlin Zhao, al presentar el informe.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

«Se necesita eliminar la sobrerregulación» – Maryleana Méndez Jiménez, ASIET | Especial La última milla de la brecha digital

La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) está conformada por empresas públicas y privadas del continente que buscan impulsar el diseño de políticas públicas a favor del sector. Su actual secretaria general, la ingeniera costarricense Maryleana Méndez, enfatiza en esta entrevista que es fundamental el diálogo público-privado y el trabajo conjunto para lograr revertir la brecha digital.