La impresora atascada que inició una revolución

La historia de innovación donde la protagonista fue una impresora que desencadenó toda una revolución en el mundo del software.
Grafica-23-08-11-2a-1536x878

Richard Matthew Stallman vio una computadora por primera vez en su vida en el Centro Científico de IBM cuando estaba en preparatoria. Desde entonces, su vida no sería la misma. Había encontrado su verdadera vocación. Más tarde sería contratado por un mes para escribir un programa de análisis numérico en el lenguaje de programación Fortran. Completó el trabajo en apenas dos semanas y dedicó el resto del verano a crear un editor de textos en otro lenguaje de programación, APL.

Stallman, nacido en Nueva York en 1953, se graduó con honores de la Universidad de Harvard en 1974. Siendo alumno, ya había trabajado como hacker para el Laboratorio de Inteligencia Artificial el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés). Allí comenzó un doctorado que terminaría abandonando para concentrarse en los programas que desarrollaba en el laboratorio. Sin embargo, años antes, en 1971, una impresora atascada lo cambiaría todo.

Banner-campaña-isométrico-4a
Banner-campaña-isométrico-4b
Banner-campaña-isométrico-c
Banner-campaña-isométrico-d

El laboratorio en el que Stallman trabajaba siendo estudiante de física no tenía un presupuesto holgado, por lo que la única impresora con la que contaban había sido una donada que estaba conectada en red a todas las computadoras de los trabajadores del laboratorio. No obstante, a pesar de ser la única y de estar rodeada de programadores y de técnicos, no funcionaba bien. Cada cierto tiempo el papel se atascaba. Lo que era peor, cuando eso sucedía, no se generaba una alerta, de tal manera que el trabajador mandaba su documento a impresión iba a recogerlo minutos después para recién enterarse de que nunca había sido impreso.

Estas fallas representaban una constante pérdida de tiempo, problema que Stallman decidió solucionar programando un sistema de aviso en el caso de que el papel se atascara, de tal manera que uno supiera cuando debería ir a arrancar lo atorado y mandar el documento nuevamente. No obstante, para eso necesitaba tener acceso al código fuente de los controladores de la impresora, y la empresa que la había fabricado se negó a darle el código fuente sin que firmara un documento comprometiéndose a que el resultado sería también código privado de acceso restringido.

Fue Stallman el que acuñó la definición “software libre” y puso sobre la mesa el concepto del copyleft en el año 1986. Para él, el acceso al código fuente es una de las piedras angulares de esta filosofía.

En lugar de hacer eso, Stallman comenzó a meditar cómo evitar situaciones como ésa. Le tomó años darle forma, pero en 1983 anunció en varios foros de noticias el inicio del Proyecto GNU, que buscaba crear un sistema operativo completamente libre. En 1984, Stallman renunció a su empleo precisamente para que la universidad no tuviera derecho a reclamar el software que estaba desarrollando como parte de ese proyecto. Un año después, creó la Fundación Free Software y publicó lo que hoy se conoce como el Manifiesto GNU para informar al público en general el objetivo del proyecto y difundir la necesidad de más software libre en el mundo.

Esto fue el inicio de todo el movimiento del software libre en el mundo. De hecho, fue Stallman el que acuñó la definición “software libre” y puso sobre la mesa el concepto del copyleft. Esto fue en el año 1986. Para él, el acceso al código fuente es una de las piedras angulares de esta filosofía.

Por supuesto que una persona con una posición como la de Stallman genera controversia. Muchos programadores influyentes han decidido distanciarse de él e iniciar un movimiento alternativo, el del código abierto, el cual se utilizó por primera vez en 1990. Como sea, incluso ésto no habría sido posible sin Stallman.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Hardware siguió a la baja en el 2023

Fernando Grados, director de Dominio Consultores, considera que el mercado de dispositivos electrónicos seguirá deprimido hasta el tercer trimestre del 2024, cuando se espera algún tipo de recuperación. El manejo de stock debe realizarse con mucha cautela en el sector minorista, recomendó.