Pasco y Amazonas: retrocede penetración de internet fijo

Pese a lo positivo de las cifras de penetración reportadas por el regulador, se evidencia una disminución en el ritmo de crecimiento versus el período anterior.
2-FEB-27-ILUS

A nivel país, superamos los 3,2 millones de conexiones fijas en 2022, un alza del 6,55% frente al cierre del 2021. Huancavelica fue la región que más creció (72%).  

El Perú continuó elevando su nivel de penetración de internet fijo en el 2022. Según los reportes de Osiptel, pasó de 3,07 millones de conexiones reportadas el año anterior a 3,27 millones el presente año, es decir 200 mil conexiones más, que representan un alza interanual del 6,55%.  

Si bien la cifra es positiva, refleja una disminución en el ritmo de crecimiento reportado durante la pandemia. En el 2021 el alza fue del 10,8% al sumar más de 297 mil nuevas conexiones. En el 2020 se creció 14,4%. Y en los últimos 10 años se han más que duplicado: el incremento asciende a 126,46%.    

Las conexiones del segmento de internet fijo residencial (hogar) llegaron a 3 048 295 en diciembre, lo que representa un incremento de 7,65% mientras que el internet fijo comercial continuó retrocediendo y perdió 6,39% de conexiones, alcanzando los 224 903 enlaces, que equivalen al 6,87% de participación del mercado. 

Hay 18 regiones que incrementaron sus servicios de Internet fijo al cierre del 2022, según el regulador. Huancavelica (72,18%) y Apurímac (44,48 %) fueron las primeras en contar con las redes de fibra óptica financiadas por el Estado y son las que más crecieron en usuarios en el último año. Los siguen de cerca Ica (42,88 %) y Tumbes (33,76 %).  

Pasco (-11,91 %) y Amazonas (-10,43 %) fueron las regiones que más retrocedieron en cantidad de conexiones. También tuvieron una disminución en la penetración del servicio Puno (-6,26 %) y Huánuco (-4,11 %). En Madre de Dios (-2,87%), Junín (-0,28%) y Ayacucho (-0,49%) se reportó un descenso, pero menos pronunciado.  

Banner-campaña-isométrico-2a
Banner-campaña-isométrico-2b
Banner-campaña-isométrico-c
Banner-campaña-isométrico-d

Diversos expertos estiman que estas caídas se deben a desconexiones, sobre todo en el ámbito rural o entre las poblaciones de menores recursos económicos, quienes adquirieron el servicio por necesidades creadas por las medidas dictadas durante la pandemia (teletrabajo y educación remota). Terminado el confinamiento, se prioriza la alimentación sobre la contratación de este servicio.  

Según las encuestas realizadas por el regulador el año pasado, se tenía un 39,4% de penetración de internet fijo a nivel hogares y subía a 68,5% para Lima Metropolitana, pero caía a 9,9% de las familias en zonas rurales. A nivel población la penetración estaba en 9,75%. En el 2018 era 8,37% y diez años atrás era 5,55%.  Según el reporte, basado en el repositorio de datos recogido en el portal Punku, las conexiones a fibra óptica (y otras tecnologías nuevas) tuvieron un crecimiento del 52,42% y sumaron un total de 1,4 millones. En tanto las tecnologías xDSL (-35,06 %), Wimax inalámbrica (-40,97%) y HFC (-12,43%) redujeron sustancialmente su nivel de contratación.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

«Se necesita eliminar la sobrerregulación» – Maryleana Méndez Jiménez, ASIET | Especial La última milla de la brecha digital

La Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) está conformada por empresas públicas y privadas del continente que buscan impulsar el diseño de políticas públicas a favor del sector. Su actual secretaria general, la ingeniera costarricense Maryleana Méndez, enfatiza en esta entrevista que es fundamental el diálogo público-privado y el trabajo conjunto para lograr revertir la brecha digital.