El 49% de las organizaciones van a sufrir o han sufrido un ataque masivo debido al trabajo remoto

914788014-gi-900x600-1

Bitdefender presentó los resultados de su último reporte en donde se observa el impacto de la pandemia en la ciberseguridad.  

A diario, las empresas a nivel mundial son víctimas de ataques dirigidos para pedir rescates millonarios. Pero desde que se inició la pandemia por COVID-19 se han incrementado sustancialmente los ataques de secuestro de información, sobre todo aprovechando nuevas situaciones de riesgo generadas en las conexiones en el hogar para trabajar o estudiar, informó Bitdefender.

Según un informe basado en encuestas a 6.800 profesionales de ciberseguridad, el 49% de las organizaciones van a sufrir o han sufrido un ataque masivo debido a la cantidad de personas que trabajan desde casa. La mayoría de ataques de ransomware dirigidos se están filtrando a través de un email para encriptar o secuestrar la información de valor de una empresa, detallaron. 

“El trabajo remoto es una puerta abierta para que el atacante tenga vías de entrada a información y copias de backup y pedir rescates millonarios».

El informe también destaca que el 50% de las organizaciones no tenían ningún plan de contingencia antes del COVID-19. Como ejemplo citaron el caso del ataque a una empresa rusa, la cual tuvo que pagar un rescate de US$10 millones para recuperar su data. Un caso que se habría evitado con mejores contraseñas, actualizaciones del software, configuraciones correctas e instalación de sistemas adecuados de protección en los equipos domésticos. 

El 63% de encuestados consideró que su organización está amenazada y un 27% estimó que no tienen una estrategia contra las ciberguerras, de concentrarse alguna. El 72%, además, manifestó que esperan su empresa contrate gente dentro de su compañía con habilidades tecnológicas importantes. 

Incremento sustancial 

Según informaron, en comparación con el primer semestre de 2019, el panorama de amenazas de Windows en la primera mitad de 2020 ha reflejado un alza sustancial en los ataques. El total de informes relacionados con ransomware, precisaron, aumentó en un 715% y el total de denuncias de exploits fue cuatro veces mayor al del primer semestre del 2019, es decir se elevó 406%. Y solo en abril las campañas relacionadas con troyanos bancarios aumentaron siete veces en comparación al mismo mes del 2019.  

“El punto más débil en el mapa de la ciberseguridad siguen siendo las personas, por ejemplo, hasta un 95% de los errores de seguridad ocurren por acción de los usuarios”

afirmó Julio Seminario, especialista de seguridad de Bitdefender Perú.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS