El 47% de la infraestructura móvil emplea la tecnología 4G

El Perú es el cuarto mercado con mayor penetración de internet móvil de Sudamérica y el segundo con mayor nivel de competencia.
grafica-nota-17-5-NOTA-2-a

El Perú es el cuarto mercado con mayor penetración de internet móvil de Sudamérica y el segundo con mayor nivel de competencia, aún cuando ha reducido su número de clientes en el último año. El mayor reto es migrar las tecnologías obsoletas y cubrir el déficit de infraestructura.

Según Osiptel, el 86,5% de las líneas móviles del país accedían a Internet al cierre del 2022. Y de acuerdo al INEI, el 89,2% de los usuarios de internet accedieron a este servicio desde el celular. En otras palabras, el peruano promedio se conecta a la red, principalmente, desde su teléfono.  

Esto es fruto de un incremento de las conexiones contratadas. Se pasó de 26,6 millones a fines del 2021 a 29,04 millones al cierre del 2022, de acuerdo al reporte del regulador que figura en el portal Punku. Gracias a ello, somos el cuarto mercado con mayor penetración de internet móvil de Sudamérica, por debajo de Chile (115%), Brasil (103%) y Uruguay (102%). Estamos mejor que Argentina (80%) y Colombia (76%).   

Subsisten 16 millones de líneas celulares (38%) que no usan banda ancha móvil, es decir utilizan la tecnologías 3G o 2G. El gran pendiente es la migración a tecnologías de alta velocidad.  

Banner-campaña-isométrico-4a
Banner-campaña-isométrico-4b
Banner-campaña-isométrico-c
Banner-campaña-isométrico-d

En el país el año pasado se tenían 74 mil antenas, lo cual es 12 mil antenas más de lo reportado el 2019 (prepandemia). A nivel de estaciones bases, donde puede haber varias antenas de diferentes tecnologías u operadores, pasamos de 23 mil a 26 mil en el mismo lapso de tiempo. El incremento fue del orden del 5% en el 2020, 4% en el 2021 y 1% en el último año.     

Si bien el crecimiento de la infraestructura está concentrado en 4G, que ya representa 47% del total instalado, la tecnología 2G todavía abarca el 20% del total y el 25% es 3G. La tecnología 5G, adonde apuntan las inversiones de los operadores de todo el mundo, aun representa el 0,6%. Para su implementación hace falta también una mayor asignación de espectro, lo cual implica concretar el reordenamiento de la banda 3,5 GHz.   

Subsisten 16 millones de líneas celulares (38%) que no se usan banda ancha móvil, es decir utilizan la tecnología 3G y 2G.

A nivel de penetración de antenas 4G la tarea pendiente es alta sobre todo dada la disparidad geográfica peruana. En Chile tienen 1557 antenas por millón de habitantes y en Argentina 1045, mientras que en Perú estamos en 1019. Lamentablemente, la distribución no es pareja y hay muchas ciudades del país con menos de 854, que es la media del continente, según Open Cellid y el MTC (Ministerio de Transportes y Comunicaciones).   

José Otero, vicepresidente regional de 5G Américas, destacó que el país tiene un buen nivel de espectro asignado a los operadores de telecomunicaciones, convirtiéndonos en el segundo con más asignación luego de Brasil, pero advirtió que se debe continuar planificando, organizando y licitando recursos para atender la demanda de 4G y 5G. La licitación para 4G que se espera culmine en las próximas semanas – falta la presentación final de las ofertas – se completará con los citados reordenamientos pendientes.  

Otro aspecto positivo del mercado local es el alto nivel de competencia registrado, que nos ubica en el segundo lugar a nivel Sudamérica, detrás de Chile, superando a Brasil y Colombia. Eso, en parte, ha hecho posible que Claro se consolide como el mayor operador de internet móvil del país con un 37% del mercado, dejando a Movistar en el segundo lugar con 29%, según el reporte de Osiptel hasta el cierre del 2022. Antes de la pandemia (2019) Movistar tenía el 34,8% y Claro el 32,9%.  

El tráfico no ha parado de crecer, se ha más que triplicado y los precios por mega continuaron bajando, pero el gasto promedio por usuario se ha mantenido estable. Los operadores han continuado elevando sus ingresos. Según Osiptel, la línea de servicios móviles tuvo un alza de 8,1% en sus ingresos el 2022, con Telefónica y Claro como los que mayor movimiento tuvieron. En la línea de venta de dispositivos o equipos cayó (-5,5%) debido a menores facilidades de financiamiento otorgadas por las marcas. 

Otero aclaró que es importante, al momento de pensar en la expansión de la banda ancha móvil, de considerar el nivel de accesibilidad de los equipos. No solo se necesitan antenas y espectro en todo el territorio nacional, dijo, sino teléfonos económicos o subvencionados que puedan conectarse a la red montada. De lo contrario se estaría manteniendo la brecha, porque no podrían sacarle provecho.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

El 73,5% de las líneas móviles accede a internet

En el Perú se cuenta con más de 41,9 millones de líneas en servicio, de las cuales 18 millones son pospago o contrato al cierre del primer trimestre del 2024. Este grupo creció más de cuatro puntos porcentuales en un año y concentra la mayor cantidad de tráfico de datos, según Osiptel.